clarin.com - Las malezas resistentes, el principal factor que le quita competitividad al productor argentino

El pago de regalías y propiedad intelectual de soja es un deber y una materia pendiente del sector productor

 
El análisis del consultor en agronegocios Pablo Adreani para La Semana del Campo del canal Somos de Cablevisión.

 
Hay un tema que preocupa al sector productor, porque realmente está teniendo un avance muy fuerte en los últimos años, y son las malezas resistentes, que han adquirido resistencia al glifosato.

Ese tema es hoy, para mí, el principal factor que le está quitando competitividad al productor argentino.

Mirá también
Ley de Semillas: "Hay que fortalecer al Inase para un mejor control"

Entendemos que el gobierno va a tener que bajar impuestos, va a tener que mejorar infraestructura, pero hasta que ello ocurra pueden pasar meses y hasta años, en cambio el tema malezas resistentes le generan al país y al productor pérdidas de 1.500 millones de dólares por año, además de un incremento de costos adicionales por hectárea de entre 70 y 80 dólares, y si se compara con un productor brasilero, un productor americano, le va a costar competir al productor argentino salvo que tengamos una suba inesperada del precio de la soja, lo cual no es la solución.

La solución está prácticamente enfrente a los productores, y son las nuevas tecnologías de soja, resistentes, que fueron retiradas por las empresas semilleras que están desarrollando estos productos, porque no tienen garantía del gobierno ni de la cadena de que puedan cobrar por las regalías o por la propiedad intelectual de esa soja.

Estados Unidos ya la tiene, Brasil la va a tener el año que viene, y Argentina va a quedarse nuevamente atrasado y el productor va a quedar con una pérdida de competitividad muy importante, y ni qué decirles si el año que viene la cosecha de soja americana es récord y el mercado gira en baja entre 20 y 30 dólares como puede ser lo que algunos analistas están previendo.

Mirá también
Néstor Machado: "Tenemos que tener lo más rápido posible una Ley de Semillas"

El pago de regalías y propiedad intelectual de soja es un deber y una materia pendiente del sector productor, independientemente de lo que el gobierno y las entidades del campo puedan llegar a hacer: hay un deber ético y moral para reconocer lo que corresponde.

Fuente: www.clarin.com
Ingresar aquí para ver la nota original.